La clasificación de una gran empresa

Servicios bancarios para grandes empresas.
Aplicación móvil

En mi trabajo, he tenido ocasión de conocer a muchísimas empresas del sector de la construcción: promotoras, constructoras, estudios de arquitectura…

Y las he visto desde excelentes, hasta auténticos desastres. Una vez tuve que tratar a una constructora y una promotora que no salían de los juzgados, a consecuencia de los numerosos desperfectos que habían generado en su mal hacer diario.

En cambio, no hay nada como tener la suerte de toparse con excelentes profesionales (que por supuesto, existen y no son pocos) del sector de la construcción.

La que más me ha sorprendido en ese sentido es la empresa essentium. Se trata de un grupo (grupo essentium) de Madrid, que intervino en varias obras de la empresa de mi hermano Gerardo, que se ocupa exclusivamente de construcciones de lujo.

Se constituye como un grupo internacional que se dedica a infraestructuras, construcción industrial, energía, materias primas para la construcción y vivienda industrializada.

Ni que decir tiene que no estamos hablando de una empresita familiar de las que conoces de toda la vida en tu ciudad, sino de algo con bastante más trascendencia.

Y por si fuera poco, arrastran a sus espaldas al menos cuarenta años de experiencia.

Yo, en temas de construcción, es algo que siempre he tenido claro: quiero al mejor y al que conoce mejor su oficio.

Proyectos de essentium tales como la línea de tranvía de Ourgla (África), la central eléctrica de Rize (Turquía), o el hospital de Ixtapaluca (Méjico), nos dan una idea de la envergadura de sus obras y del profundo conocimiento que tienen del sector.

Desde que los conocí hace 4 años, no he vuelto a cambiar de empresa y cuento con ellos para todos mis trabajos en España y el extranjero.

La tranquilidad de trabajar en equipo con profesionales de prestigio, no tiene precio, y me garantiza una imagen inmejorable de cara a los clientes.

Clientes que, sin duda, repiten y nos recomiendan a otros, haciendo posible la continuación del éxito de mi empresa y del grupo essentium.

La reputacion en Internet gestionada por rebeldes marketing Online

La gestión de señales sociales como inversión en seo, según rebeldes marketing online.
El seo de rebeldes marketing online, es una inversión

Los bancos han comenzado a cobrar absolutamente por todo. No me extrañaría que ya mismo, hubiera que echar una moneda por una ranura para que se abra la puerta de la sucursal bancaria a la que necesitemos por uno u otro motivo entrar. Incluso han comenzado a cobrar por hacer ingresos desde el mostrador en una corriente, sea o no sea tuya. Es a mi modo de ver, una iniciativa que tarde o temprano se volverá contra ellos.

¿Cómo conseguir beneficios entonces? Es lo primero que se preguntan los directivos bancarios, olvidando que para que esos beneficios lleguen, primero han de invertir en ganarse una reputación online, que de momento no tienen. Todo lo contrario es lo que se han buscado con la historia de los rescates a la banca, las preferentes y los fichajes de directivos indeseables, hoy imputados por la comisión de numerosos delitos.

¿Y cómo se gana esa buena reputación online? ¡Muy facil!: transmitiendo confianza, y el primer lugar donde pueden comenzar a hacerlo, es en las redes sociales, ganándose esa confianza gracias a las opiniones de personas que no necesariamente han de ser clientes de la propia entidad, algo que además influirá positivamente en su posicionamiento en los buscadores.

Claro, que ésto es más fácil de decir que de hacer. O tal vez no. Yo hace poco estuve en uno de los seminarios de rebeldes marketing Online y quedé alucinado del montón de cosas que para una empresa pertenezca o no al sector financiero, puede hacer un comunitty manager, con algo a lo que la mayoría de las empresas apenas prestan atención: la red social de google plus, y sobre todo cómo la gestionan enfocándola al SEO. Sin olvidar obviamente, la parte de anunciarse tanto en la red de adwords como en la de facebook ads.

En mi humilde opinión, es todo un acierto al convertir las señales sociales en el mismo SEO, justificando así la inversión que en social media hacen las empresas, y los resultados a la vista están.

Sólo queda probarlo. Seguro que te convences por ti mismo.