Una opinión sobre los créditos rápidos

Hoy si no consigues un crédito rápido, es porque no quieres.
Créditos rápidos que pides desde el mismo móvil

Hay algo de lo que seguro que llevas años oyendo hablar o viendo en la publicidad o escuchando comentar por ahí.

Y estoy convencido de que te pasa o te pasaba como a mí: que no acabas de creerte que eso pudiera ser así, sin más.

Me refiero al tema de los créditos rápidos on line. Sí: esas empresas que anuncian de forma muy clara y directa, que te conceden un préstamo sin mayores exigencias.

Porque claro, si alguna vez has necesitado dinero, de los primeros que te acuerdas son de los bancos, pero tan pronto como te acuerdas, quieres olvidarlos, porque todos sabemos que los bancos exigen interminables requisitos para darte un préstamo, que tú ni de lejos puedes cumplir.

El día que mi socio de la academia de baile, me dijo de la noche a la mañana que se marchaba y cerraba la academia, me vi en la situación desesperada de quedarme sin trabajo de un día para otro. Entonces necesité urgentemente abrir mi propia academia. Y si bien no necesitaba una cantidad de dinero muy alta para comenzar, tampoco disponía del cien por cien del efectivo necesario, así que empecé a investigar, y tuve la suerte de conocer la web http://www.creditos7.com/, que me permitió encontrar justo lo que yo necesitaba.

Y desde luego, no me defraudaron lo más mínimo: todo lo contrario. Las cosas fueron exactamente como explicaban en su web: concesión de préstamos rápidos, en situaciones de urgencia, para –en pocos minutos- tener el dinero que necesitas a tu disposición y casi sin ningún papeleo. Y además, todo online.

Cuando vi el importe solicitado en mi cuenta en tiempo récord, quedé gratamente sorprendido, y eso me permitió abrir mi nueva academia mucho antes de lo que tenía previsto. Y como además, tuvo mucho éxito desde su inauguración, en poquísimo tiempo, ya había amortizado el préstamo.

Pero lo cierto, es que sin esa ayuda, mi proyecto no se hubiera hecho realidad.

Les estaré siempre muy agradecidos.

Y por eso, si ahora estás leyendo esto, porque andas buscando información en internet sobre créditos rápidos a causa de alguna situación personal complicada, no desesperes y anímate.

Si yo lo conseguí, te aseguro que tú también puedes.

Te pueden ayudar y mucho. Créetelo.

Probablemente pienses que hay algún truco o alguna condición oculta que no te beneficiará, pero no es así: actúan con transparencia y no tienes más que leerte con atención las condiciones que tendrás que suscribir, por si no fueran lo que estás buscando o no pudieras asumirlas.

Y como hay muchas empresas que ofertan este servicio, tienes muchas opciones para comparar y elegir lo que más te convenga.

Pero lo que está claro es que soluciones existen y muchas veces son muy buenas. Antes de tirar la toalla o complicarte la vida pidiendo dinero a familiares o a otro tipo de entidades, échale un vistazo a estas empresas de créditos rápidos on line.

Te sorprenderá la amplísima oferta y lo eficaces que son en la mayoría de los casos.

Créditos rápidos, los nuevos préstamos por internet

Los préstamos por Internet, son mucho más fáciles de conseguir, y sobre todo mucho más rápidos.
Hasta desde el móvil se puede ahora pedir un crédito por Internet.

Ya no podía soportarlo más.

Cinco años de matrimonio con Pepe han resultado ser un prolongado  y casi eterno infierno.

Que tu esposo sea un poco flojo, tenga ideas raras sobre el mundo y se pinte los pelos cada mes de un color, todavía tiene un pase. Yo lo aceptaba y pensaba que esas eran sus costumbres y había que respetarlas.

Pero que se vistiese con chándal hasta para ir a las bodas, eso ya no fui capaz de soportarlo.

Yo siempre arregladísima, los amigos igual, ¿y qué hacía él? Vestir en chándal e ir hecho un hortera.

El mes pasado le dije que lo nuestro se acababa ya pero ya.

Pepe lloró amargamente. Ya lo creo que sí.

El primer problema con el que me encontré fue cómo me iba a ganar la vida ahora.

Pepe y yo trabajábamos juntos en su academia de baile. La escuela era suya, y como teníamos separación de bienes, yo no tenía derecho a reclamar nada. Y por si fuera poco, él me obligaba a ir vestida de forma provocativa para atraer clientes masculinos, hiciera frío, calor, diluviara o se desatara la tormenta del siglo…

Las primeras dos semanas desesperé y no vi la solución a mis problemas laborales, pero con el apoyo de familiares y amigos, hoy estoy decidida a emprender mi carrera en solitario sin la ayuda de Pepe. Y usando mucha más ropa, eso sí.

Él ya no existe para mí y ahora, pienso hacerle la competencia. Que se fastidie.

Así que he buscado un local para abrir mi propia academia, a escasos cien metros de la suya.

A mí al principio me pareció una locura y mis ahorros, prácticamente inexistentes, no alcanzaban para asumir todos los gastos que conlleva el inicio de un negocio como ese.

A pesar del apoyo familiar, que no fue poco, yo necesitaba disponer de algún capital para poner en marcha el proyecto. Durante una semana me dediqué a visitar todos los bancos de mi ciudad y explicarles mi problema. Ni uno solo de ellos quiso ayudarme, porque dudaban de mi solvencia y de que pudiera devolverle el préstamo. La única solución era poner a mis hermanos de avalistas, pero yo me negaba a meterlos en semejante lío, porque ellos también tienen sus propios problemas económicos.

Afortunadamente, mi amigo Andrés me habló de creditosrapidosyfaciles.com, una web en la  -justamente- ayudaban a  gento como yo a encontrar el mejor crédito posible. En esta página puedes encontrar un comparador y completísimo listado de productos financieros que se adaptan a todo tipo de necesidades.

Gracias a la web, encontré lo que buscaba y en cuestión de pocas horas había tramitado con éxito un préstamo y sin necesidad de aportar documentación ni cumplir requisitos imposibles del tipo que me exigían todos los bancos.

Gracias a ello, voy a poder arrancar mi proyecto y espero convertirme en la propietaria de la academia de baile más famosa de la ciudad.

Y que rabie Pepe.